Comunidad de Intercambio La Canica

Comunidad en Autogestión

FLASH INFORMATIVO

20-Feb-2017 -- Habitante 81

 
TODO LISTO PARA LA PRIMERA COMPRA COLECTIVA DE LA RCC
 
Introducción
 
En la Asamblea del 15 de septiembre de 2016, La Canica acordó unirse al proyecto RCC (Red de Compras Colectivas), en el que participan también Faircoop y Karakolas.
 
El producto escogido para la primera compra colectiva de la RCC es un “pack presentación” de VIOMÉ.
 
VIOMÉ era una fábrica de materiales de construcción en Salónica, Grecia, quebrada fraudulentamente por sus dueños durante la crisis griega, en 2011. Okupada y recuperada después por las trabajadoras, que se negaron a aceptar sus despidos, está produciendo detergentes naturales desde 2013. Pero la fábrica es ahora mucho más que un centro productivo bajo control obrero. Es un espacio de solidaridad en el que se ha creado un consultorio autogestionado de salud para el barrio y un almacén de abastecimiento para refugiados. Más aún, es un referente para las luchas de emancipación de todo el mundo. Podéis encontrar más información en viome.org y en los siguientes enlaces a documentales:
 
http://www.viome.org/p/espanol.html
https://www.youtube.com/watch?v=f6xlZrI-Fe4
https://www.youtube.com/watch?v=Vf5jWQRrIhs
 
Las compañeras de VIOMÉ están hoy en peligro inminente de desalojo (el gobierno griego ha puesto en subasta los terrenos), por lo que nos pareció que no había mejor modo de poner en marcha la RCC que haciéndoles a ellas nuestro primer pedido.
 
Condiciones de la compra colectiva
 
El pack presentación de VIOMÉ consta de 8 productos de limpieza (seleccionados por las propias compañeras griegas de entre las más de 20 referencias de su catálogo).
 
VIOMÉ nos pondrá este pack de limpieza a 17,50€, costes de envío incluidos, si le pedimos 100 unidades a entregar en un solo punto logístico. El precio normal de venta al público por una unidad de este pack es 24€. Las compañeras han tenido en cuenta el poder adquisitivo español en relación al de países como Alemania o Francia, donde por una oferta semejante de 80 unidades cobran 19€ por unidad. También han tenido en cuenta las características “peculiares” de nuestro proyecto, del que están bien informadas.
 
Desde la RCC hemos propuesto un precio de venta de 20€. Es decir, obtendremos 2,50€ por unidad, que se destinarán íntegramente a los siguientes fines:
 
-40% para la campaña de solidaridad con el compañero Javi, de La Canica. Podéis encontrar detalles en https://vimeo.com/163287337
 
-40% para el consultorio médico y el almacén de refugiados de VIOMÉ
 
-20% para gastos iniciales de la RCC (servidor, dominio, etc.)
 
 
Pedidos
 
En la Asamblea del próximo día 27 de febrero hay una propuesta para que la Central de Abastecimiento haga una compra con euros de varios packs y los oferte en 100% canicas. Pedimos a quienes estáis interesadas en esta forma de intercambio que escribáis a canica@riseup.net indicando cuántos packs querríais, para que las compañeras de La Central puedan hacer sus cálculos.
 
Quienes queráis y podáis hacer la compra con euros para apoyar –ya sabéis que la Central está bajo mínimos de cash- indicadlo también, por favor.
 
Reparto
 
El lugar de reparto dependerá de si tenemos que coordinarnos con Karakolas o no. Es posible que para llegar al mínimo de 100 unidades por punto de entrega haya que unir pedidos.
 
Más sobre la RCC
 
Esta primera compra colectiva es un ensayo de la RCC, no el estreno oficial. Digamos que es una “compra piloto”. El ensayo tiene como objetivo afinar la operatividad en dos niveles:
 
1. Técnico. Se trata de ir testando las distintas funcionalidades de la aplicación que se están currando las compañeras de Faircoop (configuración de campañas, pedidos, pasarelas de pago…)
 
2. Logístico. Se trata de poner en práctica todo el proceso, desde la gestión de compras a proveedores hasta el transporte, los puntos de entrega, repartos…
 
Queda todavía mucho por hacer en estas áreas. La web ni siquiera tiene un diseño ni dominio propio (estamos usando los de Faircoop) y surgirán muchos otros flecos que no hemos previsto. Por eso os pedimos que no hagáis todavía difusión pública de esta compra colectiva a VIOMÉ ni de la RCC. Insistimos: Esto es un ensayo, no el estreno oficial.
 
En breve os pasaremos enlace a la aplicación para que podáis ir conociéndola. Para quienes habéis llegado a La Canica después de la Asamblea de septiembre, os pasamos un resumen de la propuesta aprobada entonces.
 
Objetivos
 
Las compras colectivas tendrían dos objetivos:
 
-El prioritario, crear “círculos virtuosos autogestionarios”. Se trata de desviar el consumo de todos los productos que podamos a proveedores que no exploten a trabajadores, que se organicen de forma asamblearia como nosotras y respeten nuestros criterios ecológicos. Esta demanda concentrada fortalece a los productores autogestionados, que son entonces capaces de mejorar su oferta a los consumidores autogestionados (ampliando la variedad, mejorando la calidad, ajustando precios, etc.) Y vuelta a empezar en ciclos cada vez más potentes. De esta manera nuestras compras estarían sirviendo directamente para fomentar la economía alternativa que perseguimos.
 
-El secundario, romper “círculos viciosos capitalistas”. Hay multitud de productos de uso cotidiano que todavía no podemos encontrar en la Autogestión y tenemos que comprar al capitalismo (pilas, bombillas, papel, menaje, herramientas, etc.) Nuestra demanda desorganizada de estos productos potencia la lógica productivista capitalista que, regida por la máxima obtención de beneficio al menor costo posible, agrava la explotación laboral, el ecocidio (o destrucción de la naturaleza transformada en recurso mercantil), el control monopolístico de los precios, etc. Cada ciclo, cada rotación de stocks en las estanterías del supermercado, empeora la situación. Con la compra colectiva podemos romper estos círculos viciosos (por ejemplo, mediante la promoción de proyectos autogestionados con el dinero obtenido en los descuentos).
 
Funcionamiento
 
La Red de Compras Colectivas (RCC) sería en el plano técnico una aplicación informática con un mecanismo muy parecido al de una aplicación de crowdfunding. Las personas y colectivos adscritas a la Red podrán realizar propuestas de compras colectivas de un producto a través de la RCC, fijando una cantidad mínima de unidades y un plazo de tiempo para alcanzarla. Si el total de los pedidos no llega a la cantidad mínima en el plazo previsto, la propuesta de compra se considerará rechazada y el dinero adelantado se retornará.
 
En el plano organizativo, la RCC seguiría el modelo Karakolas. Una lista de correos (u otro formato similar) serviría como medio de comunicación entre las personas y colectivos de la Red para realizar propuestas, solicitar apoyo, convocatorias, etc. La Asamblea de la Red sería el único órgano de decisión y un grupo de trabajo desarrollaría los acuerdos tomados por ésta. Entre las funciones del grupo de trabajo, que tendrá que determinar la Asamblea, estarán probablemente la coordinación logística (relaciones con proveedores, pedidos, cobros y pagos, repartos…), la gestión de la aplicación informática o de otros recursos colectivizados como sociedades jurídicas, cuentas bancarias, etc.