Comunidad de Intercambio La Canica

Comunidad en Autogestión

Participa!

 
La participación es la clave de la vida en comunidades autogestionadas. En La Canica podrás no participar por falta de ganas pero no por falta de opciones. Existe una enorme variedad para quienes queremos formar parte activa de La Canica, por muy limitado que sea nuestro tiempo. Hemos dividido esta variedad de opciones en tres clases: la participación en la toma de decisiones; la participación en los intercambios y la participación en la organización y desarrollo de la Comunidad. Lo ideal es que cada asociada (ya se trate de individuos o colectivos) combine las tres clases de participación.

Participa en la toma de decisiones.
En La Canica, el proceso de toma de decisiones es realmente un proceso participativo porque ningún grupo puede imponer su voluntad por la fuerza del voto. No importa cuántas personas compongan los colectivos que participan en la Asamblea General de La Canica porque nuestro sistema de decisión es el consenso.
La Asamblea General es el único órgano de decisión de La Canica.
Todas las Asambleas de los colectivos inscritos en La Canica son miembros de la Asamblea General desde el momento de su inscripción.
Todas las personas inscritas en La Canica son miembros de la Asamblea de Usuarias de Cuentas desde el momento de su inscripción. La Asamblea de Usuarias de Cuentas es, a su vez, miembro de la Asamblea General.

Participa en los intercambios.
Puedes intercambiar con canicas de dos maneras: dándote de alta como socia prosumidora o dándote de alta como socia usuaria.
-Socias prosumidoras.
Las socias prosumidoras son aquéllas que se comprometen a tener siempre al menos una oferta activa en la Comunidad, ya sea de un producto o de un servicio. 
-Socias consumidoras.
Las socias consumidoras son aquéllas que no tienen por qué activar ofertas si ni lo desean. Esta opción es adecuada para personas o colectivos con escasa o nula capacidad de mantener ofertas activas en la Comunidad, como por ejemplo grupos de consumo o trabajadoras asalariadas con poco tiempo y energía disponibles después de su jornada laboral. Al no realizar apenas ofertas en la Comunidad, muchas socias consumidoras tendrán dificultad para tener saldos positivos de canicas en sus cuentas. Para dar solución a este problema, se permite el cambio de euros por canicas pero, en ningún caso, el cambio de canicas por euros. Estos euros se destinan a la Central de Abastecimiento de La Canica. La Central de Abastecimiento es el instrumento que permite a la Asamblea General ensayar una planificación comunitaria del consumo. A través de la Central de Abastecimiento, la Asamblea General irá surtiendo a la Comunidad de productos y servicios de primera necesidad que no pueden encontrarse en el tráfico cotidiano de ofertas de las socias prosumidoras.

Participa en la organización y desarrollo de la Comunidad.
El funcionamiento de nuestra Comunidad depende de personas que coordinen las Asambleas y atiendan las comunicaciones; que mantengan operativos los programas informáticos; que acojan a las nuevas asociadas y difundan; que lleven las cuentas y pedidos de la Central de Abastecimiento, etc. En definitiva, personas que se ocupen de materializar las decisiones de la Asamblea General.   
La colaboración en estas tareas está abierta a todas las personas de la Comunidad. Puedes participar en el grupo de trabajo o comisión donde creas que serás más útil; en la que se reúna más cerca de tu casa o en la que más te guste. Las reuniones de los grupos de trabajo y comisiones son públicas. Si no lo tienes claro, te invitamos a que acudas a varias antes de decidirte por una. 
Quienes estamos ya participando en la organización y desarrollo de La Canica lo hacemos en la medida de nuestras posibilidades y sin pedir nada a cambio, salvo quizá una cosa: que alguien nos dé un relevo cuando nos cansemos.